Hoy destacamos:


Estación meteorológica


Ver datos

Carta de Juan José Aguirre sobre la visita del Papa Francisco a Bangui, (Centroáfrica)23/11/2015

Papa Francisco en Bangui:¡¡Te esperamos!!

          Se pueden suspender partidos de fútbol en Europa. Pero los africanos son de otra pasta. Papa Francisco ha dicho que suspender la visita a Centroáfrica el próximo 29 de noviembre, sería como un fracaso, como dar la victoria a los violentos. Y las oraciones de los fieles suben como el incienso, para que todo salga bien. Con todas las precauciones posibles, pero lo esperamos en Bangui, después de haber visitado Kenia y Uganda. Una multitud inmensa tendrá los ojos fijos en aquel religioso de sotana blanca que aparecerá por la puerta del avión sobre las 10 de la mañana, llegado desde Uganda y Kenia, las primeras dos etapas de su primera visita africana.
          Mirando a Francisco entre la multitud estará mi amigo Admed, pues muchos musulmanes esperan también esta visita como agua de mayo. Y el Imán de la mezquita central de Bangui, el imán Kobina Layama, un hombre sencillo, humilde y con una gran capacidad de perdón y de decir las cosas claras. Toda la clase política lo esperará. De Centroáfrica y de los países limítrofes, conferencias episcopales incluidas. Protestantes y fieles de diversas sectas estarán allí porque está en el ambiente que esta visita rezumará miel para todos. El Papa tiene previsto ir a la Mezquita musulmana en la avenida Koudoukou, zona muy caliente desde hace muchos años. Le aconsejan que se encuentre con la comunidad musulmana en otro lugar "menos complicado" para él y su séquito, pero sobretodo para los miles de fieles que seguirán al Papa Francisco a donde vaya y que, en aquel barrio, pueden encontrarse con una bomba de relojería. Irá también al Centro Bautista y Evangélico, a un campo de desplazados, a un orfanato y, sobre todo, a abrir la puerta Santa en la catedral de Bangui. La fórmula es coraje con prudencia, la mirada puesta en el Dios de la fe, en la fuerza demostrada mil veces del Jesús que "anduvo en la mar" aplacando las olas furiosas que azotaban la barca.
       He preguntado a la delegación de Bangassou si querían abandonar. Todos me han dicho que no, que apechugan con lo que sea. Se pondrá en marcha el lunes 23 de noviembre. Un camión con 69 personas, cada uno con su maleta. 750 kms de barro, tierra roja y socavones. En la caja del camión varias sillas para las 10 monjas y los 15 curas que hacen parte de los peregrinos que se desplazan para ver al Papa y recibir sus bendiciones. En Bambari, a mitad del camino, se montará la delegación de allí, una ciudad cruce de caminos, en donde la espiral de violencia de las últimas semanas ha sido horrible. Los que no vayan sentados en la caja del camión irán de pié, en simbiosis con el bamboleo del camión. Mínimo tres días de viaje si nada se complica. "Complicación" es un eufemismo porque se trata de que ninguna barrera de rebeldes armados hasta los dientes los pare o los agreda (hay que pasar unas 20), de tiroteos indiscriminados tanto en la zona musulmana como en la de los anti-balaka, aunque la mayor preocupación es pasar por la zona mbororo  ( pastores itinerantes que controlan una zona de 200 kms, que han sido golpeados sin escrúpulos y ahora se vengan con los viajantes), hasta llegar al asfalto, a 120 Km de la capital, en donde puede pasar de todo por obra y maneras de salteadores sin consciencia. A mi, mi Vicario General y mis curas  me prohíben subir al camión a causa de mis tres infartos y 9 muelles (stens) en el corazón. Iré en avioneta el mismo 23. Iremos hacia Francisco dando tumbos, pero con alegría, confiados de que su presencia es obra del Espíritu Santo capaz de resucitar cadáveres.
          En Bangassou llevamos preparando el viaje una semana. Algunos peregrinos están como un flan. Ir ahora a Bangui es ponerse encima del avispero sobre el que viven allí desde hace muchos meses. Y, de paso, cabrear a las avispas. Pueden lanzar una granada contra la multitud como hicieron el 4 de noviembre en una concentración de universitarios. No explotó esa vez. Era de fabricación china. Pero quién sabe si habrá una próxima. Hemos preparando el viaje desde la oración. ¡La oración de 69 valientes! Estamos con la oración del peregrino ruso, la de la frase (mantra) dicha con las cuentas del rosario, lentamente, sinceramente, atentamente, con amor y cosechando siempre paz interior. Todo para que el miedo no sea más fuerte que nuestra esperanza. La ilusión revolotea en el aire. Pero también un temeroso respeto, porque la capital vive desde hace meses una espiral de violencia que 12.000 cascos azules y 900 soldados franceses de la Sangaris no han sido capaces de frenar. Centroáfrica se ha descompuesto en pedacitos en los tres últimos  años. Líneas rojas han aparecido por todo el país dividiendo a musulmanes y no musulmanes, fragmentando la capital y otras zonas. Hay como una epidemia de violencia que no para, que gangrena una sociedad con olor a podrido y tensa, como la cuerda de una ballesta. La visita del Papa Francisco se vive como una contra reloj rezando para que la lista de asesinatos no suba de los 120 muertos y 300 heridos que llevamos en pocas semanas y se pare por la fuerza de su llegada.
        El Imán Kobina Layama me da un abrazo cada vez que me ve. No por nada hace dos años, por la fuerza de Dios, le salvé la vida. Íbamos en mi coche hacia el aeropuerto con el arzobispo cuando varios centenares de exaltados, armados de machetes y palos, pararon el vehículo para linchar al Imán. Cerré todo con el mecanismo electrónico y me puse en la puerta para que nadie tocara a mi huésped. Me dijeron que nadie quería hacerme daño a mí y al arzobispo, pero que querían al Imán. El forcejeo duró una hora. El arzobispo Mgr Nzapalaïnga luchó también por la vida de su amigo. Nos escapamos de chiripa, el pobre Imán, tirado sobre la alfombrilla y protegido por los vidrios oscuros. Cada vez que me ve me da dos besos y le dice a su esposa que se quite el velo para que yo la bendiga.


        Papa Francisco vendrá hacia nosotros hablando de paz y reconciliación. Nosotros vivimos en un laberinto desde hace 3 años. Aún no hemos encontrado la puerta para salir. Ojalá que el Papa nos enseñe otra salida, quizás por arriba, como dice el poeta argentino Marechal que de "todo laberinto se sale desde arriba". Ojalá que Francisco nos ayude a ponernos en el escalón de arriba y dar con un nuevo itinerario que nos saque de esta violencia infernal. O, simplemente, que nos abra la puerta del Jubileo de la Misericordia en la catedral de la Inmaculada Concepción de Bangui para que, pasando por ella, Jesús nos recoja, cual Buen Samaritano, nos cure y nos lleve a la posada de la reconciliación.
¡¡¡Segunda parte, al final de la visita!!!
                                                                                  Bangassou 20 noviembre 2015
 
                                                                    Monseñor Juan José Aguirre, 
                                                             Obispo de Bangassou (Centroáfrica)
 


Día de la solidaridad 201512/11/2015

Cartel Foro Juventud 2015Jueves 12 de noviembre.

¿Eres joven? Te interesa asistir al  FORO DE LA JUVENTUD Y SOLIDARIDAD, en el Aula Minor en la Universidad Pontificia de Salamanca a las 13 horas.

O si no puedes asistir, ven al FORO LA GACETA DE LA SOLIDARIDAD, en el  Teatro Caja Duero a las 20 horas.

Percibirás y te explicarán qué está pasando, y cómo podemos ayudar a los demás a través de personas ejemplares:

Soledad Suárez 

Presidenta Nacional de Manos Unidas

José Luis Pinilla J.S.

Secretario General de Migración Conferencia Episcopal

José Palazón

“El fotógrafo de la valla de Melilla”.

Presidente de la Asociación Pro Derechos de la Infancia (PRODEIN)

Manuel Muíños

Presidente de Proyecto Hombre Salamanca

(Solo estará presente en el foro de la juventud)

 

- Más información

- Noticias relacionadas

¿Te gusta mostrar apoyo a quienes lo necesitan?

SOLIDARIDAD

¿Aceptas a las demás personas tal y como piensan aun difiriendo de tu pensamiento?

RESPETO

¿Contribuyes y aportas tu granito de arena en actividades o situaciones que requieren ayuda?

COOPERACIÓN

¿Actúas con sinceridad, de manera auténtica sin cambiar tu manera de ser o estilo de vida para hacer cosas o decirlas?

HONESTIDAD

"Si eres negro o árabe y te llamas por ejemplo Mohammed, te rechazan, no te dan siquiera una oportunidad para demostrar que todos somos iguales y que en todos los colectivos hay personas buenas y malas» […] «He visto cómo tiraban mi currículo a la papelera, he sentido que me lo cogían para que me fuera rápido, para ellos un negro o un inmigrante dan una mala imagen"

MIGRACIÓN E INMIGRACIÓN

 


Camino de Bangassou, ya están en marcha los contenedores11/11/2015

Carta de Miguel Ángel Aguirre; sobre la recogida de material para enviar a Bangassou.

Queridos amigos y colaboradores: El sábado día 7, como estaba previsto, se cargaron los dos contenedores de ayuda humanitaria que anualmente envía la Fundación Bangassou a la Rep. Centroafricana, para paliar, en la medida de lo posible, las grandes necesidades y falta de los productos de primera necesidad que hay en aquel país y en la Diócesis de Bangassou, adonde va destinado el material. 
Desde el principio, la afluencia fue muy numerosa, hasta el punto de que los churros y el chocolate que trajo Sergio y que habitualmente duran hasta media mañana, volaron en cuestión de una hora. 

 

A continuación, el Pater Rafael,  bendijo a todos los que estábamos allí, lo que íbamos a cargar y nos alentó a que siguiéramos realizando este magnifico trabajo por los demás sin esperar más recompensa que el trabajo bien hecho y la ayuda a los más necesitados. 
Uno de los contenedores se retrasó un poco en llegar pero cuando lo hizo ya había esperando un montón de brazos para empezar a llenarlo.
Y así fueron pasando las horas hasta que al filo de las 16,30, se dieron por concluidas la tarea de la carga poniendo un broche final con el cierre de los mismos y las  degustación de unos magníficos bocadillos de Bocadi que hicieron las delicias de todos los asistentes, incluidos de los conductores de los camiones que no daban crédito a la cantidad de cosas que habíamos conseguido meter y que nos felicitaron por ello. 
Desde aquí, daros las gracias a todos los que de una u otra manera, habeis colaborado con la Fundación para hacer posible el envío de los "Contenedores de la alegría y la solidaridad" como los llama Juanjo. Sin todos y cada uno de vosotros, esto no hubiera sido posible. Sin vuestra ayuda inestimable, sin vuestras oraciones y sin vuestros ánimos os aseguro que no hubiera sido posible. 
Gracias a los fieles que sábado a sábado y miércoles a miércoles no han querido dejar de poner su granito de arena. 
Gracias a los que estaban siempre en la retaguardia para hacer posible lo imposible.
Gracias a los que han gestionado los contenedores, han mandado sus propios vehículos a los confines de España o nos han facilitado todos los cartones y maderas para embalarlo todo.
Gracias a todos los que con una generosidad extrema, han donado aquello que le hemos pedido porque Juanjo lo necesitaba allí para su gente y para salvar muchas vidas de niños.
Gracias a los que han dedicado muchas horas de su tiempo libre a hacer posible que todo lo que Juanjo había pedido, estuviera listo para el día de
la carga.

 

En fin, un GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS con mayúsculas, porque ya no me quedan más palabras para poder agradecer a la fiel retaguardia de la Fundación, todo lo que hace, como lo hace y como lo vive.
Sois un ejemplo de dignidad, amor y solidaridad. Con vosotros, la Fundación  va a donde haya que ir y sin vosotros no vamos a ningún lado. 
Un abrazo enorme para todos y cada uno de vosotros.
Miguel Aguirre.

PD: Os adjunto algunas fotos del día de la carga. Que las disfruteis los que
no pudisteis estar. 
 



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.